Madrid, la llegada

Una vez tomada la decisión de dejar mi querida Venezuela por la situción político-social -aunque no puedo quejarme de cómo me iba allá-, me vine a probar suerte en España.

Sé que están esperando que les cuente cómo fue la llegada en el aeropuerto de Madrid.  Pues bien, recuerdan el millonario que iba a ayudarme con las maletas?  Bueno, lo que apareció fue un maracucho que hablaba más que yo (imagínense!) y olía a LITROS de perfume (caro, eso sí).  Al final fue Rafa, el esposo de mi amiga Vanessa, quien amablemente me ayudó a bajar los dos MAMOTRETOS de maletas que traje.

Primer consejo: si se vienen a quedar en el apartamentico de 30 metros que un pana comparte con otra persona, consideren que las dos maletas van a ocupar la cuarta parte del espacio disponible.

Plan B (ya que no apareció el millonario): ganarme el premio gordo de la lotería de navidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s