Armando muebles de IKEA

Ya estoy instalada en mi habitación! Ya colgué decenas de fotos por las paredes y me compré los muebles que me faltaban en IKEA. Esto parece ser un requisito indispensable de quien decide independizarse, porque TODOS mis amigos que están en Europa ya lo habán hecho.

Me compré una silla y un escritorio fabulosos y los armé yo solita. Esto no parece ser gran cosa, pero adquiere otro matiz cuando les explico que lo hice ayudada únicamente por mi navaja suiza y UN TACÓN! Sí señor. Todos esos años de práctica con los bornes de la batería de mi primer Chevette dieron sus frutos! Aquellas ocasiones en las que pensé que Dios se había olvidado de mí, dejándome botada en la autopista con el cacharro sin querer encender y teniendo que repartir taconazos por todo el motor hasta lograrlo (técnica que, como toda mujer venezolana que maneja, aprendí de mi madre) eran su manera de entrenarme para este momento.

El detalle es que luego tuve que cambiar las tapitas de los zapatos y la gracia me costó 7,50€… Ajá! SIETE EUROS CON CINCUENTA POR UNAS TAPITAS!!! Un descubrimiento terrible, porque acá los zapatos SÍ se gastan, ahora que soy peatona y me toca caminar para todos lados.

Anuncios

4 comentarios sobre “Armando muebles de IKEA

  1. Cada vez me asombro mas del ingenio, inteligencia, vivacidad, alegría de vivir, fortaleza, conocimientos etc. de un personaje que se hará una leyenda viva paramí.
    Me fascinó la cantidad de cosas que te gustan. Te quiere y bendice, Lourdes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s